Una campaña estimulante

Tal vez en algún punto puede diferir de nuestra sensibilidad, pero ciertamente el ingenio puede llegar a hacer maravillas.

Esta campaña tuvo lugar en México ante la introducción del aborto y es obra de Calderón, caricaturista del diario Reforma. Es importante que ganemos la batalla de la imagen en esta civilización de la imagen. Y lo haremos con ingenio.

Anuncis

24 marzo, “uno de nosotros” en el Museo de la vida

El 24, en el Museo de la vida de Barcelona se presentará la iniciativa Europea en defensa de la vida ‘One of us‘ (‘Uno de nosotros’) recientemente legitimada por la Comisión Europea.

El objetivo principal de esta iniciativa es la defensa de la vida y la dignidad de todo ser humano ya desde su etapa vital como embrión. “No hay otra iniciativa ahora más importante y necesaria”, aseguró en la presentación Alicia Latorre, presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida.

Para conseguirlo, se trabaja activamente para conseguir la recogida de al menos un millón de firmas en Europa para reclamar a la Unión Europea esa defensa de la dignidad, el derecho a la vida y la integridad de todo ser humano.

De hecho, ya hay comités de ‘Uno de Nosotros’ organizando la recogida en 25 de los 27 países de la Unión Europea, y pronto los habrá en todos ellos.

La Iniciativa Ciudadana es un instrumento legislativo novedoso en la Unión Europea. En la actualidad hay siete “iniciativas ciudadanas europeas” en marcha en el continente, sobre temas muy diversos, y una de ellas es

‘Uno de nosotros.

Quedan nueve meses

El plazo para la recogida de firmas se extiende hasta el 1 de noviembre de 2013, y se puede firmar a través de la propia web en internet. Sólo pueden firmar ciudadanos de la Unión Europeamayores de 18 años.

Aunque los organizadores admiten que la web puede ser un poco incómoda o lenta, lo cierto es que no requiere el uso de escáner ni firma física: basta con rellenar un formulario “muy razonable”, indicando la dirección de residencia “que figura en el censo”.

También hay formularios que se pueden imprimir para recoger firmas en papel. Tanto en el Foro Español de la Familia como en Provida animan a imprimir los formularios y a salir a la calle, a los colegios, asociaciones y parroquias a explicar de viva voz la importancia de defender la vida y recoger firmas en papel.

Veteranos de las ILPs: ésta es fácil

Esta recogida de firmas es mucho más sencilla que las realizadas en defensa del matrimonio en España en 2006 y 2007, o las iniciativas autonómicas en defensa de la maternidad, dos grandes campañas que sumaron conjuntamente 2 millones de firmas. Aunque el más de 1 millón de firmas entregadas en defensa del matrimonio fue despreciado por el Parlamento controlado por el PSOE de Zapatero, las iniciativas en defensa de la maternidad lograron que se aprobasen leyes de ayuda a las madres en siete comunidades autónomas, recuerda Benigno Blanco, del Foro de la Familia.

“En España somos el número 1 en iniciativas legislativas populares”, aseguró Benigno Blanco refiriéndose a estas pasadas campañas pro-vida y pro-familia. “En defensa del matrimonio conseguimos un millón y medio de firmas, y en defensa de la maternidad conseguimos buenas leyes autonómicas, así que no hay motivo para el desánimo”.

En España los pliegos con firmas pueden entregarse a las tres entidades que centralizan la recogida: Foro Español de la Familia, la Federación Española de Asociaciones Provida y Derecho a Vivir.

Políticos sin partido

En el acto de presentación estuvieron presentes el eurodiputado Jaime Mayor Oreja, los diputados Eugenio Nasarre y Carlos Salvador y el senador Luis Peral (todos del Partido Popular, excepto Salvador, de Unión del Pueblo Navarro).

Mayor Oreja señaló que “estamos aquí a título personal, no en representación de nuestros grupos políticos, porque esta es una iniciativa de ciudadanos europeos, no de formaciones políticas”.

Para Mayor Oreja se trata “de un reto histórico nunca antes sucedido en Europa: que juntos, en la misma dirección, los europeos demos un grito diciendo que no nos resignamos, que lo que existe es el derecho a vivir, que el aborto no es un derecho”.

Derrochar el dinero público

Como presentadora de la campaña habló María Crespo, ex-diputada autonómica de Castilla-La Mancha y profesora de Hacienda Pública en la Universidad de Alcalá, hablando de su especialidad académica: dinero y presupuesto. Y más concreto: conseguir que con dinero de la Unión Europea no se financien los negocios e iniciativas que destruyen embriones humanos.

La base legal para Europa es el Tribunal de la UE con su sentencia del caso Brüstle/Greenpeacede 2011, donde se reconoció que el ser humano empieza su vida como embrión y que por ello debe ser protegido y no puede ser patentado ni tratado como una propiedad.

Por eso, ‘Uno de nosotros’ pide a la UE que controle que los fondos públicos no se usen para dañar embriones humanos en los campos en los que tiene competencias: de la salud pública, la educación, la propiedad intelectual, la financiación de la investigación y la cooperación al desarrollo.

En concreto, se pide un principio presupuestario de coherencia en la UE, por el cual “ningún proyecto de presupuesto podrá ser aprobado para la financiación de actividades que destruyan embriones humanos o que presupongan tal destrucción”.

Que la investigación sea ética

También se pide la modificación de los “principios éticos” (porque no son éticos) en materia de investigación que rigen para el Programa Marco de Investigación e Innovación de la UE (2014-2020) “Horizonte 2020”.

Finalmente, se pretende la modificación de los objetivos del Instrumento de Financiación de la Cooperación al Desarrollo, de forma que la ayuda comunitaria se otorgue previo respeto a la vida del embrión.

El Nobel Yamanaka marca el camino

La doctora Gádor Joya, de Derecho a Vivir, recordó que el nuevo premio Nobel de Medicina, el doctor Yamanaka, emprendió sus descubrimientos con células adultas al contemplar un embrión en el microscopio, pensar que “así eran mis hijas” y concluir que “ha de haber otro modo de investigar células madre sin destruir embriones”. Y ese fue el camino que él potenció con éxito.

“Hay miles de estudios publicados que avalan las investigaciones con células adultas, incluso pacientes ya curados por la calle, mientras que de las células que se obtienen destruyendo embriones humanos sólo hay un par de docenas de estudios que apenas atisban alguna posibilidad”, recordó la doctora.

“Es un derroche y no es ético que destinemos fondos públicos a investigaciones inútiles a día de hoy. En España, además, hay leyes que provocan la destrucción de embriones, como la Ley de Biomedicina y la Ley de Reproducción Asistida, con la creación de facto de embriones que serán destruidos, y prácticas como el diagnóstico pre-implantacional, que mata embriones”.

El negocio de las clínicas de fecundación

Alicia Latorre detalló que “las clínicas de fecundación in vitro tienen grandes intereses económicos en que se encuentren usos para los embriones, pero se han invertido grandes cantidades y sin resultados, y lo lógico es abandonar una línea sin resultados y con problemas éticos por otra línea de eficacia probada y sin problemas éticos: no destruir embriones”.

La iniciativa nació de unos ciudadanos de Francia, Italia, Alemania, España, Reino Unido, Hungría y Polonia que se reunieron en Bruselas y la pusieron en marcha. Después se fueron añadiendo entidades y personalidades de toda la UE.

En la presentación en Madrid participaron representantes de la Fundación Valores y Sociedad, Foro Español de la Familia, HazteOír, Fundación RedMadre, Derecho a Vivir, S.O.S. Familia, CideVida y Fundación Tepeyac.

Las entidades animan a las personas defensoras de la vida a organizarse en la recogida de firmas y difundir esta iniciativa, con registro oficial en la Comisión Europea.

Doctor Argemí: “La cultura de la muerte está llamada a extinguirse”.

La cultura de la muerte está llamada a extinguirse“. Así lo manifestaba el doctor Josep Argemí, catedrático de medicina y ex rector de la Uic. La cultura de la muerte desaparecerá, explicó el profesor Argemí, bien porque surja un impulso renovador en el interior de nuestra sociedad o bien porque desapareceremos nosotros, debido a la baja natalidad, y otro pueblo ocupará nuestro lugar.

Personalmente soy optimista porque la persona humana tiene la chipa divina, y estamos llamados a renacer, a regenerarnos“.

El profesor Argemí, en una animada tertulia en el club Racó de Sabadell abordó la necesidad de regeneración social a través de una bioética seria, que no supone necesariamente grandes estudios y comités y surje sin más del deseo de hacer las cosas bien hechas: es la medicina que practican los profesionales que se esfuerzan por ser buenas personas, la de la gente buena.

Argemí, al ser preguntado por el dopaje deportivo, explicó que no todas las prácticas prohibidas son perjudiciales para la salud: muchas de ellas significan sin más una injusticia por evadir unas reglas establecidas y desear competir en mejores que sus rivales. Otras prácticas, no prohibidas por los controles deportivos, tienen un peor veredicto desde el punto de vista ético, como por ejemplo ciertos entrenamientos abusivos.

Durante el debate posterior salió a relucir el caso Morín y la indefensión legal producida por los tribunales, que han dejado absolutamente desprotejido al no nacido y han consagrado al aborto como un derecho sin ningún tipo de restricciones.

Carlos Palos

Presentación del museo de la vida en Girona.

La Universitat de Girona ha acomiadat uns 100 professorsNuestros representantes en Girona han tenido una entrevista con la rectora de la Universidad en la que le han presentado la conveniencia de que en el espacio universitario se destinen recursos a la vida humana. La visita fue cordial y la rectora de universidad dijo estar dispuesta a presentar el proyecto al claustro. Adjuntamos la información que se le hizo llegar a la Universidad de Girona.

Presentació a la doctora Ana María Geli el projecte museístic i d’investigació per a la universitat de Girona.

Assisteixen de la nostra part: Representació del museu  de la vida de Girona. 
Núria Boadas: documentalista organitzadora de jornades de bioètica i
drets humans. Bibliotecària de la Universitat.
Gemma Ros: Responsable de Pro vida de Girona.
Francesc Gubert: estudiant

Sinopsi del projecte
Oferim un producte cultural i educatiu sobre l’inici i desenvolupament de la vida humana al ventre matern. Explicació de l’avortament i les seves tècniques i exposició de les possibles conseqüències físiques i psicològiques per a la dona que avorta.

Objectiu del projecte
Constatem una greu manca d’informació entre els joves sobre la gestació humana i sobre les tècniques i conseqüències de dur a terme una interrupció voluntària de l’embaràs.
Considerem molt important que, perquè els joves puguin opinar lliurement sobre el tema, tinguin accés a una informació contrastada.
Els que hem treballat en centres d’ajuda a la maternitat coneixem de prop quins són els principals problemes amb què s’enfronten algunes possibles mares davant l’embaràs.

Implementació del projecte
A través d’uns amplis i documentats panells i amb el suport de vídeos s’aborden els diferents aspectes científics, ètics i legislatius relatius a l’origen de l’vida. Els vídeos recullen testimonis de dones que han avortat i d’altres dones que han decidit tirar endavant la gestació.

Què pot aportar aquest projecte a la Universitat?
Visites d’estudiants i altres persones de la ciutat. No es descarta implementar diversos estudis, línies d’investigació i conferències obertes a la ciutat.

Suport social
Algunes institucions, com el futbol Club Girona, valoren el projecte molt positivament i desitgen col.laborar en la posada en marxa.

Caso Morín. Que Gallardón nos proteja de jueces que inventan la ley del aborto.

Urge una nueva ley sobre el aborto. Así se desprende de la lectura de la sentencia del “caso Morín” en la que el juez interpreta alegremente la ley Aído, ya de por sí tremenda, para hacerla incluso más amplia y para innovar el ordenamiento jurídico, función reservada al legislativo, y declarar que el aborto es sin más un derecho de la mujer.

Pues no, señor magistrado, ni la ley Aído se atreve a tanto.

Ciertamente no se entiende por qué Morín no es condenado si la ley Aído habla de un plazo de 14 semanas y en los actos del juez instructor aparece claramente demostrado que se sobrepasaron esos plazos.

Si en una carretera se indica que no se puede circular a más de 12o, a ningún juez se le ocurre decir que la velocidad es irrelevante siempre que, por ejemplo, no se ponga en peligro a los demás vehículos.  Sería una interpretación absurda, estúpida.

Bueno, pues si esos señores del partido gobernante no están demasiado bloqueados con Bárcenas, tal vez puedan intentar, a través de la anunciada reforma Gallardón, limitar la inventiva de algunos jueces.

Santi Ferreres Illa.