La mamá es un ángel del cielo. Pero: ¿quién protege a la mamá?

· Refiere una leyenda que un niño próximo a nacer, le dijo a Dios:

Me vas a enviar mañana a la tierra. · Pero como viviré allá siendo tan pequeño y débil? Entre muchos ángeles escogí a uno que te espera, contesto Dios. ·

Pero aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreir y eso basta para mi felicidad. Podré hacerlo allá?

Ese ángel te cantará y te hará sonreír todos los días y te sentirás muy feliz con sus canciones y sonrisas. ·

Y como entenderé cuando me hablen si no entiendo el extraño idioma de los hombres?

Ese ángel te hablará y te enseñará las palabras mas dulces y más tiernas que escuchan los humanos. ·

Qué haré cuando quiera hablar contigo?

Ese ángel juntará tus pequeñas manos y te enseñará a orar. ·

He oído que en la tierra hay hombres malos, quién me defenderá?

Ese ángel te defenderá aunque le cueste la vida. ·

Pero siempre estaré triste porque no te veré más señor, sin verte me sentiré muy solo.

Ese ángel te hablara de mí y te mostrará el camino para volver a mi presencia le dijo Dios.

Dime su nombre Señor…….. Y Dios le contestó: Ese ángel se llama: Mamá

Sí, las mamás son ángeles del cielo, pero también un poco de la tierra. Y nosotros, los defensores de la vida quereremos ser los ángeles de esas mamás que tienen dudas sobre si ser ángeles de amor o ángeles egoístas. Nosotros también tenemos que ser ángeles.

Coco presenta Cidevida, canal de noticias sobre la vida en Barcelona.

Hola, soc el Coco.

Hola, soy Coco, y deseo presentaros el nuevo canal de noticias sobre la vida en Barcelona. Se trata de que los niños que están apunto de llegar y los que están a punto de marcharse puedan estar a gusto entre nosotros.

Se trata de ser un poco más generoso con la vida de los demás.

Porque: ¿cómo podemos decir que tenemos derecho a eso y lo otro si le quitamos a algunos el derecho a vivir?

 

Rodríguez Zapatero, y con él buena parte de las élites sociales, confiaba en que su redefinición e implantación de “derechos sociales” sería el paso decisivo hacia una nueva España y el alejamiento definitivo de la moral católica, sinónimo de oscurantismo y oposición al progreso. Confiaban en que su estandarte fuera enarbolada por todo el mundo avanzado. Con ese prepósito, él y sus aliados –Cerolo, Leire, Pajín, Prisa, Roura y compañía- proclamaron la llegada del aborto libre, del divorcio expres, los matrimonios gays y la ideología de género.
Pero parece ser que esa página ni es tan gloriosa ni pasará a la historia. Y muy por el contrario, precisamente en estos días terribles de crisis, hemos sabido que una escuela de negocios, Iese, de indudable matriz cristiana, acaba de ser escogida por el Financial Times y los empresarios como la mejor escuela de negocios del mundo en la formación de directivos. Y lo que resulta más sorprendente, en la elección ha resultado clave la formación ética de los empresarios.
Benedicto XVI afirmó, en el avión que le conducía a nuestro país, que éste era el país europeo en el que se producía la mayor confrontación de ideas. Parece que los hechos le están dando la razón. Y también se está demostrando que el mundo pide precisamente esto de nosotros, no experimentos que nos lleven a destruir la familia y a trivializar la vida, sino solidez de principios y principios cristianos encarnados en hombres y mujeres profundamente cristianos.
Hace unos años se estrenó la película Ágora, una vuelta de tuerca en la criminalización del cristianismo. Otro rotundo fracaso de los amigos de José Luis Rodríguez y de su ideología anti.
El mundo no está por la criminalización y ridiculización del cristianismo y ahora más que nunca necesita recoger del gran tesoro de nuestra tradición y cultura lo mejor, que es mucho y muy bueno aunque tenga que ser depurado de cierta escoria. Nos pide el mundo que le ofrezcamos hombres y mujeres que deseen dar la vida por los demás, personas de honor y no maquiavelos ni adictos a la telebasura ni visionarios de derechos. Personas capaces de dar su vida por cualquiera de sus congéneres, porque saben que en lo más alto alguien mira con agrado su ofrenda.

Los defensores de la vida somos generosos, también con el dinero. Publicamos las cuentas del 25 de marzo.

Dani Fernández Benz nos envía las cuentas de la concentración del 25 de marzo en defensa de la vida. Ya sabemos que no fueron tantos como a la maratón de Barcelona, a pesar de ser mucho menos interesante, pero quienes asistieron fueron generosos. Y alguno que no asistió también.

Los gastos eran ajustados, pero además, resulta que al final los organizadores decidieron que las partidas destinadas a pagar artistas, parafernalia y equipos de sonido y escenario, correría por cuenta de ellos, y que el dinero sobrante iría a unas religiosas que se dedican a ayudar a madres con problemas y que están en situación difícil.

Los implicados no desean que se sepa sus nombres, por eso los omitimos.

De los 815 euros, y debido a quienes no quisieron cobrar, se pudo hacer un donativo de 500 euros las Siervas dela Pasión, que sabemos tienen dificultades económicas para cuadrar sus cuentas y, además, tienen la valentía de acudir a los 25-V a pesar del ambiente en ocasiones hostil y agresivo.

Sobre Germinans y las concentraciones del 25 en defensa de la vida.

Desde hace unos meses, casi años, no me pregunten cuántos porque no he seguido el tema con interés, en el panorama informativo catalán funciona un blog o web, llamado Germinans, llevado entre otros por Mariano Arnal, que es una estupenda persona y un gran latinista, con conexiones en el mundo webero católico madrileño, que se suele emocionar al publicar escándalos catalanes. Hablamos por ejemplo de Infocatólica y la Cigueña de la Torre.

En fin, que alguna vez he leído sus largos y bien trabajados artículos, pero es una lástima que se desacrediten por sí mismos al operar desde el anonimato y al mostrar ojeriza por su obispo, el cardenal Sistach.

Curiosamente, estos productos un tanto enfermizos, nacidos como respuesta a una situación anómala pero  en ninguna manera remedio sino más bien catalizador, atrae comentarios variopintos: “va contra Sistach”, “no, su objetivo es perjudicar la candidatura de Meneses”, “no, son unos de Toledo que nunca critican a Sistach”. En fin, que la gente, ante unos francotiradores profesionales agazapados en el anonimato no suele ver buenas intenciones sino más bien objetivos ocultos. Y parece ser, por lo que me comentó un día Mariano,  que quienes más agresivos se muestran no son los laicos, sino los clérigos. Tal vez vuelve a ser bueno aquello de que “homo hominis lupus, sacerdos sacerdotis lupisimus”.

Traigo el tema a colación porque Germinans tiene buena doctrina sobre la defensa de la vida, y parece mostrar sensibilidad mayor que otros, cosa no muy difícil, por desegracia. Incluso parece que apoya decididamente a los convocantes de las concentraciones del 25 ante el Sant Pau, tan elogiables y propias de unos ciudadanos que dan la cara para que otros se la abofeteen, incluso desde estamentos eclesiales. No importa, por esos niños se sufre lo que toque. Pero que nadie los coloque al lado de los de Germinans, o por lo menos, que nadie considere que son lo mismo.

Carlos Palos